Este Museo del Pueblo y para el Pueblo surge de la necesidad de documentar los hechos que han sucedido en Chile desde el 18/O.

Está construyendo su relato a partir de material vivo y presente. Por un lado, testimonios de personas así como también de íconos o elementos tangibles que ya forman parte del imaginario colectivo del Pueblo en torno a las demandas sociales luego de 30 años de descontento en un escenario de pseudodemocracia donde impera un constitucionalismo autoritario que se instauró en la dictadura de Pinochet.

El museo tendrá una sede física y una plataforma virtual con un relato real de hechos sin mediación de intereses políticos ni económicos. Precisamente ante la decisión del actual gobierno de eliminar la asignatura de historia de los establecimientos escolares, se hace aún más importante que el pueblo a través de la autogestión construya su propia memoria desde el aquí y ahora más que delegar la tarea en futuros investigadores.

En el marco de una pandemia mundial por el virus Covid-19, el presidente Sebastián Piñera declaró Estado de Excepción Constitucional de catástrofe. Mientras estamos conscientemente en nuestras casas, nos quieren borrar cualquier vestigio de las manifestaciones en el espacio público. Esto nos obliga a establecer un tejido solidario y colaborativo para no bajar los brazos de esta lucha sino a mantenernos más despiertos que nunca.

Invitamos a todos quienes puedan colaborar con este proyecto a ofrecer tanto testimonios de lucha como también a donar elementos que puedan tener un valor simbólico para la colección. Del mismo modo, se puede hacer aportes económicos para la implementación y sostenimiento de este espacio de reflexión a través del link:



Equipo Museo Del Estallido Social
Curador: Marcel Solá (Artista visual, Museólogo)
Autor del monumento al Matapacos